02 marzo, 2017

Pastel de pera, almendra y polenta sin gluten


Hoy os traigo un pastel muy fácil sin gluten super tierno y jugoso. Se trata de un bizcocho hecho con polenta sin gluten, (harina de maíz amarillo). 
Como ya sabréis con la polenta se pueden hacer multitud de platos como la típica polenta italiana "concia" que se hace en una bandeja de horno y luego se corta en porciones, o la untosa que personalmente es la versión que más me gusta, ya que queda como una especie de gachas o puré perfecta para acompañar cualquier plato.
En esta ocasión os traigo una versión dulce realizada con polenta. Esta versión es perfecta para intolerantes o alérgicos al gluten, ya que no contiene harina de trigo, tan solo polenta "sin gluten". Recalco todo el tiempo que sea polenta sin gluten porque aunque la polenta es harina de maíz, no todas las marcas están libres de gluten, es muy importante que en el paquete aparezca el símbolo o simplemente se especifique como "sin gluten" o "gluten free".
Respecto a la receta, si te gustan los bizcochos super jugosos y húmedos este te va a encantar. La pera hace que el bizcocho quede super húmedo como si llevara algún tipo de almíbar y junto con la polenta y almendra queda una textura espectacular. Además es tan facial de hacer que lo harás continuamente.


Pastel de almendra y polenta sin gluten
Ingredientes
200gr. de mantequilla a temperatura ambiente
200gr. de panela o azúcar moreno
Zumo y ralladura de 1 naranja
3 huevos L
200gr. de almendra molida
200gr. de polenta instantanea sin gluten
1 cucharadita de levadura en polvo (baking powder)
3 peras firmes pero maduras

Preparación

1. Precalentamos el horno a 180 ºC. En mi caso he utilizado una sartén de hierro fundido de 20 cm a la que le he colocado una hoja de papel de horno. Si lo haces en un molde normal, engrasa las paredes y coloca papel vegetal en su base.

2. Batimos con unas varillas eléctricas la mantequilla junto con el azúcar hasta conseguir una masa suave y esponjosa. Añadimos el zumo, la ralladura, los huevos batidos y la almendra. Batimos hasta incorporar.

3. Agregamos la polenta junto con la levadura y batimos todo hasta obtener una mezcla suave y uniforme.

4. Volcamos la masa sobre el molde, alisamos la superficie y vamos colocando las peras de la siguiente manera; Cortamos las peras por la mitad desde el tallo. Retiramos las semillas con una cuchara parisién o sacabolas. Cortamos las peras muy finas verticalmente desde el tallo sin llegar hasta el final para que la pera permanezca unida por el extremo. Para colocarlas en el molde solo debemos abrirlas ligeramente como si de un abanico se tratase.

5. Una vez colocadas las peras horneamos en la parte central del horno durante 40 minutos o hasta que el pastel esté cocido. Comprobamos con un palillo que este salga limpio. Retiramos el horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. 

(*) Se puede consumir frio totalmente pero templado está delicioso.

Espero que os guste

Un saludo


Si te interesan más recetas SIN GLUTEN estas te pueden gustar: Tarta de chocolate  // Pastel de chocolate y calabaza // Panna cotta // Flan de huevo

12 comentarios:

  1. Qué buen aspecto que tiene, seguro que estaba delicioso.

    ResponderEliminar
  2. por favor que rico¡¡¡¡no me puede gustar mas.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  3. Fíjate a mi me encanta la polenta y siempre la utilizo de guarnición con parmesano, se que en Italia se utiliza mucho también para pasteles pero nunca lo he probado. Tu receta me parece perfecta para ponerla a prueba en dulce y tus fotos toda una invitación que no puedo pasar por alto. Beso.

    ResponderEliminar
  4. Qué pastel más interesante! Con polenta!
    Tengo que probarlo porque te ha quedado con unas pintas riquísimas!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Deliciosa receta, fotos bellas, un placer conocer tu cocina
    Un abrazo

    ResponderEliminar